domingo, 8 de febrero de 2015

La vacuidad de un discurso obsesionado con la corrupción

Un comentario mío a este artículo del diario Público.
.
El error está en creer que las denuncias de la corrupción son "lo sustancial". La corrupción es uno de los males de nuestra sociedad, de eso no hay duda, pero acabar con ella no va a sacarnos de la crisis económica por arte de magia, no va a hacer que disminuya el paro automáticamente, que mejore la deuda pública, o ni siquiera que puedan bajar los impuestos. Hay que ser realista y tener en cuenta que reducir el nivel de corrupción en nuestro país (que sólo es ligeramente más alto que en otros países avanzados) traerá algunos beneficios, sin duda, pero también muchos costes: p.ej., los costes de aumentar muchísimo el número de jueces, fiscales, policías, auditores, etc., destinados a perseguir la corrupción; los costes de las inversiones y capitales que huyan del país (aunque a largo plazo puedan volver con creces, porque es más provechoso a la larga invertir en un país menos corrupto); los costes de desbancar a los actuales gestores públicos sin tener nada claro que haya otros que, aunque sean más honrados, lo puedan hacer mejor y con más eficiencia para los ciudadanos; los costes de las inversiones ruinosas a las que los cerebros iluminados de unos nuevos gobernantes cegados por su éxito y por su ideología nos pueden conducir (¿las deudas en las que incurran por ese motivo serán rechazables por los gobernantes que los sustituyan?); los costes de los nuevos focos que corrupción que surjan al calor de la nueva casta gobernante, aprovechándose de la aureola de incorruptibilidad; etc., etc., etc.
No: muchos ciudadanos no nos resignamos a votar por un partido cuya única consigna parece ser la de "o la corrupción, o nosotros". Muchos queremos que, además de eso, Y MUY POR ENCIMA DE ESO, se nos deje claro qué es lo que van a hacer, además de intentar disminuir la corrupción, para que tengamos más puestos de trabajo y con mejores condiciones laborales y económicas, para que tengamos servicios públicos mejor financiados (y cómo los piensan gestionar), para que tengamos un sistema educativo más eficaz en todos los niveles, para que para que la justicia funcione mejor y sea más rápida, para que disminuya la contaminación en nuestras ciudades, para que nuestros investigadores (y los de todo el mundo) puedan y quieran hacer ciencia en España, para que el derecho a la vivienda sea más efectivo de lo que lo es, etc., etc., etc. Tampoco estaría mal saber cómo diseñarían los impuestos, si pagaremos más o menos, o quiénes pagaremos más y quiénes menos, y cuánto.
A base de poemas y de soflamas no se consigue más que enfervecer más a una masa indignada y cabreada, pero no se avanza ni un milímetro hacia la solución de los problemas de la sociedad. Sólo se avanza hacia el encumbramiento en el poder de una nueva casta definida por la pureza ideológica en un credo ingenuamente revolucionario, de la que los ciudadanos tenemos el derecho a no fiarnos ni un pelo de los pocos que nos quedan.

3 comentarios:

  1. Muchísimo mejor el comentario que el artículo. Al final va a tener razón el que dijo que Podemos es una religión, porque el articulista parece creer que el "martirio" de Monedero es suficiente para expiar cualquier culpa.

    ResponderEliminar
  2. Jesús:

    A ti lo que te pasa es que SI te crees que el modelo es Suecia o Finlandia y no el Chavismo o el Kirchnerismo.

    ¡Hombre de poca fe!

    ResponderEliminar
  3. a mi lo que menos me ha gustado es el final ''El mundo derrumbándose y nosotros hablando de mariconadas.'' por lo demas no veo la razon de tanto enconamiento.a mi me da mas miedo que al final sea mas de lo mismo, aunque si tengo que elegir entre un partido que ha colaborado con chavez y lo admite y otro que le vend armas y luego niegatoda relacion con venezuela, quedo con el primero.

    por otro lado en podemos han dicho mas de una vez que su modelo es la socialdemocracia, cuando hablas tanto d ellos sera que algo te gusta.lo de PPSOE es ahora más cierto que nunca, ya veremos si despues de la siguientes elecciones los que os pasais el dia criticado al PP y dadooslas de progres o dedicais esa misma eergia y raia, incluso, multiplicada, a negar cualquier rasgo positivo que pudieran tener. porque parece que ya has empezado....

    jeje me tngo que comprar un teclado y dejarme de mariconadas. quizá maricó no es lo mismo que homosexual, y quizá hacer del matrimnio tu andera sin preocuparte por la educació en valores ni la economia,no es tan progre como parecia.Criticar la corrupcion es un buen comienzo para parecernos mas Suecia o Finlandia.

    ResponderEliminar