viernes, 1 de abril de 2016

Autorretrato

Este mundo interior que me atosiga,
que me acompaña desde tan pequeño,
que más que dominarlo, él es mi dueño,
que parece un dragón en la barriga;

esta idiotez -perdona que te diga-
que no se va por mucho que me empeño, 
que hace a mi mente arder igual que un leño,

que me humilla, me aturde y me fustiga;

este ser yo sin más, absurdamente,
este vivir de lejos cada día,
este sentirme siempre diferente,

esta dichosa ley de extranjería
que me hace estar y parecer ausente,
será, no sé, tal vez... ¿filosofía?
.
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario