miércoles, 19 de agosto de 2015

"Déjalo todo y sígueme". Sobre si hay que seguir a quien te sigue en twitter

Discutíamos esta mañana en twitter sobre los tuiteros que siguen a muy pocas otras personas, aunque ellos tengan muchos seguidores. Mi actitud personal es seguir a todo el mundo que me siga (con excepción de cuentas descaradamente comerciales, gente que me insulte, o los que me parezca que escriben demasiadas gilipolleces): no hacer "follow back" me hace sentir más o menos como no devolver el saludo a un vecino.
.
Contestaba @crom_well (no sin razón) que cuando se pasa de cierto número de cuentas a las que sigues, twitter no te muestra en tu tweet-line (TL) todos los tuits de esas personas, sino sólo una selección realizada con cierto algoritmo. De este modo, si realmente quieres seguir a esa gente (o sea, leer regularmente lo que tuiten), no puedes seguir a demasiados.
.
Yo respondía que eso se consigue también gracias a las listas: puedes hacer una o varias listas (por temas, p.ej.) con los tuiteros que te parecen más interesantes, y mirar esas listas en vez de tu TL. La respuesta de @crom_well era que lo importante es la interacción: si sigues a "demasiadas" personas, y tus seguidores también siguen a "demasiados", será más difícil que cada uno lea los tuits del otro, de modo que habrá poca interacción. Pero eso también se puede resolver con las listas: tú interactuarás más con aquellas personas que tengas en tus listas, y con quienes te tengan en las suyas. Con aquellos que os sigáis mutuamente pero no os hayáis puestos en listas, la interacción será menor.
.
Lo que me parece más importante, de todas formas, es qué sucede con aquellas personas que te siguen, pero que tú no sigues. La única forma de "interactuar" con ellas es que ellas respondan a uno de tus tuits, o te mencionen en uno suyo, pero tu "interacción" con ellas no consistirá en que tú encuentres un tuit interesante suyo y respondas, pues no las sigues. Es decir, sólo interactúas con ellas si son ellas las que toman la iniciativa de considerar interesante algo que has dicho tú.
.
Desde mi punto de vista, el mensaje que se transmite así a esas personas es "mira, chico, lo que tú tienes que decir no me parece lo bastante interesante como para tenerte en mi TL; si alguna vez quieres que tuitamos, tendrás que ser tú el que preste atención a lo que yo tuito, porque paso de leer lo que tuites tú".
.
En cambio, siguiendo a quien te sigue, aunque no todos sus tuits te lleguen, siempre te llegarán algunos con cierta probabilidad.
.

1 comentario:

  1. Es usted todo un gentleman. Solo queda añadir que las excepciones del paréntesis del primer párrafo suelen ser más numerosas que las cuentas de personas normales.

    ResponderEliminar