jueves, 26 de noviembre de 2015

Diez principios para una defensa razonable de la filosofía

Ahí quedan lanzados en twitter.
Pasen y argumenten.


3 comentarios:

  1. Estimado Jesús.


    Como antiguo estudiante de filosofía en el bachillerato y posteriormente en la facultad, considero que mi fracaso, amén de mis limitaciones cognitivas, ha sido debido al exceso de carga memorística y al desencanto ante ciertas posiciones de determinados autores, que son asumidos por parte del personal docente como un dogma.

    Considero que la filosofía no debe reducirse a historia de la filosofía, y antes bien que debería existir una asignatura que supiera despertar en el alumno la pasión por encontrar su propia voz. Un enfoque que introdujera en un currículum bien articulado la necesidad de despertar el espíritu crítico ante aquello que se enseña, y que no debe ser tomado por verdad inamovible.
    Aparte, está la creatividad, cualidad totalmente denostada en nuestro sistema educativo, y que tanto valor recibe en ámbitos educativos de otros países, principalmente de corte anglosajón. Puede parecer descabellado, pero yo propondría asignaturas de investigación, a edades más tempranas, que permitieran al estudiante sentirse protagonista, de ese gran edificio colectivo que es nuestro patrimonio de conocimiento.

    En general coincido en todas las líneas contigo, salvo pequeños matices. Ya que preservan el sentido común frente a ciertas posturas reaccionarias que adolecen de la calma y de un análisis más consensuado de la realidad que nos ha tocado vivir.

    ResponderEliminar
  2. Hace unos meses emitieron en Televisión Española un coloquio sobre el tema de la reintroducción de las humanidades y la filosofía en el sistema educativo. Participaron Fernando García de Cortázar, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto; Luis María Cifuentes, presidente de la Sociedad Española de Profesores de Filosofía (SEPFI); y Manuel Cruz, Catedrático de Filosofía Contemporánea de la Universidad de Barcelona.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Jordi. me parece muy razonable.
    Gracias también a Daniel, no conocía el programa, lo veré.

    ResponderEliminar